Ya estoy de vuelta por Madrid. Una semana se hace corta, pero es lo mínimo para poder desconectar del día a día del anterior curso político. Todavía procurare tener algunos días más para descansar, pero quiero compartir